Periodo de adaptación en perros

Todo perro que es adoptado vive un proceso de adaptación a su nueva vida. Entender este proceso ayuda a aumentar notablemente la probabilidad de finalizar con éxito la adopción.

Habitualmente el proceso de adaptación dura unas 3-4 semanas, a partir de las cuales tendremos un perro que ya conoce el entorno, que puede quedarse solo sin problemas, etc. Este periodo, bien gestionado, se convierte en una oportunidad de oro para crear un vínculo sólido y duradero con el nuevo miembro de la familia. Sin embargo, su mala gestión (por ejemplo, por el uso de correcciones y castigos) puede arruinar el vínculo y empezar a cimentar problemas futuros como miedos, ansiedad por separación, etc.

Un concepto básico que debemos tener presente es que todo animal al ser adoptado, independientemente de que tenga o no un historial con problemas, tiene miedo. 

Por tanto, la regla de oro de un buen adoptante para ayudar a su perro, ha de ser que no tenga miedo, y su primer objetivo: HACER QUE SE SIENTA SEGURO.

 

¿Cómo crear un entorno seguro, un entorno libre de miedos?

  • En primer lugar, fomentando la recuperación física y emocional del perro.

  • En segundo lugar, debemos crear rutinas estables graduales (en paseos, alimentación, etc.).

  • Intentaremos que el perro no se sienta amenazado (por manipulados incorrectos, correcciones, ruido en el entorno, gritos, discusiones, etc.). Es aconsejable que durante los primeros días de la adopción hagamos mucha compañía pero  reduzcamos la interacción al mínimo, dejando que sea el perro el que tome la iniciativa. Necesitamos que sea consciente de nuestra presencia sin que se sienta amenazado por ella.

  • Debemos dejar que el perro conozca el entorno en el que va a vivir al ritmo que él necesite.

  • Intentaremos no forzarle físicamente a hacer cosas.

  • Por último, el perro necesita un referente que le inspire seguridad, y ese referente, desde los primeros días va a ser el adoptante. Por tanto ante cualquier cosa que ocurra en el entorno que le pueda preocupar le va a mirar: su reacción ante ello va a hacer que el perro le dé más o menos importancia. Debemos pues actuar tranquilamente, añadiendo poca excitación, teniendo en cuenta que ésta podría favorecer que el cerebro invente amenazas donde no las hay.

 

Podemos distinguir tres bloques en el periodo de adaptación:

  1. El primer bloque abarca aproximadamente los 10 primeros días, y en ellos debemos preocuparnos principalmente de proporcionar agua, comida, cobijo cómodo y seguro, descanso, mucha compañía y no demasiada interacción ni muy intensa. El perro necesita recuperar poco a poco su capacidad de comunicación. También necesita rutinas adecuadas (paseos cortos al principio) en entornos adecuados, tranquilos.

  2. El segundo bloque comprendería de los 10 a los 15/20 días. En este periodo debe existir un aumento gradual de estímulos: paseos un poquito más largos, un poco más enriquecidos, ir a lugares con algo más de gente, de ruidos, etc. También podemos ir aumentando ligeramente el contacto físico.

  3. Por último, el tercer bloque, por encima de los 20 días, es el momento del éxito, es la adaptación, esto es, sentirse bien haciendo en el día a día lo que corresponde a su edad.

 

En un perro adoptado durante las 3-4 primeras semanas lo que buscamos es la adaptación. El adoptante ideal será aquel que asuma que el perro puede necesitar un proceso de adaptación, y que sus circunstancias personales le permiten cubrir las necesidades del perro, tanto durante este proceso como en el resto de su vida en común.

 

(Información obtenida del Seminario “El perro adoptado”, impartido por “Santi” Jaime Vidal con la colaboración de  Elisa Hinojosa).

 

Twitter

RT @Fund_Affinity: Las camadas indeseadas es el principal motivo de abandono. La esterilización es importante para luchar contra el abandon…

La Protectora La Protectora

La casa de acogida preadopción de Turu también quiere formalizar la adopción del peque. Qué buena noticia!!!

La Protectora La Protectora

¿Dónde estamos?

La Protectora - Mapa