Ectoparásitos: Piojos y Sarnas

Los ectoparásitos son parásitos externos que aparecen sobre el animal causando una variedad amplia de enfermedades, a la vez que son vehículos transmisores de otras, algunas de las cuales pueden poner en serio riesgo la vida del animal. En este artículo hablaremos de los piojos y los diferentes tipos de sarnas.

 

PIOJOS:

Un poco de biología:

Los piojos son insectos sin alas aplanados, con una especificidad de especie bastante alta, lo que quiere decir que los piojos de las mascotas no se transmiten al ser humano (no es una zoonosis). Estos parásitos externos tienen la particularidad de que todo el ciclo de su vida lo desarrollan sobre el animal por lo que la transmisión de uno a otro es directa por contacto o al compartir camas, cepillos o peines. Los huevos de los piojos o liendres son depositados por una hembra y se adhieren a los pelos, de estos huevos eclosionan las ninfas que mudarán cinco veces hasta llegar a adultos. Dentro de los piojos existen dos tipos, los masticadores (los más comunes) y los chupadores, los primeros se alimentan de restos de piel y los segundos penetran la piel para alimentarse de sangre

¿Qué problemas causan los piojos en las mascotas?

En general una infestación de piojos produce un pelaje de aspecto pobre y descuidado y, como se desplazan sobre el animal, producen en éste molestias y prurito con lo que intentará rascarse constantemente o frotarse contra objetos. En infestaciones masivas de piojos chupadores (ingieren sangre) se pude llegar a producir una anemia, sobre todo en animales jóvenes. Por otro lado, al igual que con las pulgas, los piojos masticadores pueden actuar como vector de la tenia Dipylidium caninum cuando son ingeridos de forma accidental durante el mordisqueo por un intenso prurito.

¿Dónde buscar los piojos?

Aparecen por todo el cuerpo del animal y son visibles a simple vista tanto los adultos como las liendres. Para diferenciar un piojo masticador de uno chupador es necesario hacer una observación al microscopio 

Tratamiento y prevención:

Existen en el mercado varios insecticidas destinados principalmente al control de pulgas y garrapatas que también están registrados para su uso como tratamiento frente a piojos. Si estos productos tienen un efecto residual (generalmente de cuatro semanas) con una aplicación sería suficiente para tratarlos, si el insecticida tiene una acción puntual hay que repetir el tratamiento a los 10-14 días.

Otro aspecto a tener en cuenta en el tratamiento de los piojos es que no solo hay que tratar al animal sino también los lugares donde duerme, desechando las camas o aplicando un insecticida eficaz

SARNAS:

Exsiten básicamente tres tipos de sarna: sarna sarcóptica o contagiosa, sarna demodécica o no contagiosa y sarna otodéctica o ácaros de los oídos. En la siguiente tabla se resumen los aspectos más relevantes de los tres grupos.

 

 

SARNA SARCÓPTICA

SARNA DEMODÉCICA

SARNA OTODÉCTICA

CARACTERÍSTICAS GENERALES

Puede presentarse a cualquier edad del animal.

Es más común en perros que en gatos

Suele darse más comúnmente en animales jóvenes. Si aparece en adultos es porque existe una enfermedad subyacente o una situación de estrés

Aparece tanto en peros como en gatos. Estos ácaros son organismos comensales de las mascotas, es decir, viven en la piel de animal en una cantidad pequeña de forma normal sin crear ninguna enfermedad, es cuando existe algún problema cuando se reproducen exageradamente dando lugar a una sarna demodécica

Puede presentarse a cualquier edad  pero es más común en animales jóvenes y cuando hay hacinamiento y/o malas condiciones higiénico-sanitarias. Aparece tanto en perro como en gato pero es muy común en gatitos

LESIONES

Produce un prurito muy intenso con lesiones en la piel secundarias al rascado como alopecias, eczemas, irritación, piel roja, etc

Al principio no suele generar prurito o ser este moderado. En el animal aparecerán lesiones en forma de alopecias o pérdida de pelo, al principio sin lesiones dérmicas

Prurito en la zona del oído por lo que el animal sacude la cabeza o se rasca con las extremidades posteriores. Presencia de una secreción negruzca densa en el pabellón auricular

LOCALIZACIÓN DE LAS LESIONES

Las lesiones se localizan principalmente en orejas, cara, axilas, ingles, tarsos y  zonas bajas de pecho y abdomen. Si no se trata se generaliza por todo el cuerpo

Principalmente aparecen en la cara y alrededor de los ojos. Paulatinamente si la enfermedad no se controla se extiende por todo el cuerpo

Esta sarna normalmente se circunscribe a la zona de las orejas, pero si el prurito es intenso y continuado el animal con el rascado puede vehicular el parásito a otras zonas del cuerpo

DIAGNÓSTICO

Existen varias formas de diagnóstico. La forma clásica es por raspado de piel y observación directa de los ácaros en el microscopio; tiene la desventaja importante de que con esta técnica damos por negativo hasta un 50% de animales que realmente tienen la enfermedad. Existe una prueba de laboratorio muy eficaz pero que puede resultar cara. Por último es aceptable para su diagnóstico hacer un ensayo terapéutico, es decir, ante la sospecha grande de la enfermedad tratarla y si el animal se cura entonces es altamente susceptible de haber tenido la enfermedad

El diagnóstico se hace por raspado de piel y observación directa del ácaro al microscopio. En este caso es mucho más fácil de ver que para la sarna sarcóptica

El diagnóstico se hace por toma de muestra de la secreción ótica y visualización directa del ácaro en el microscopio. También pueden verse los ácaros desplazándose dentro del canal del oído cuando se inspecciona con un otoscopio

TRATAMIENTO

El tratamiento es relativamente fácil con avermectinas y necesita de al menos un periodo de 2 semanas.  Este grupo de medicamentos no está registrado para su uso en animales de compañía por lo que su uso es "off label" y no se debe usar en ciertas razas (collies, bobtail, pastor australiano... y sus cruces)

Existen múltiples protocolos de tratamiento con diferente grado de éxito porque a menudo esta sarna surge como secundaria a una enfermedad subyacente, de esta forma si no tratamos la causa primaria el tratamiento puede llegar a ser muy frustrante

El tratamiento es relativamente fácil con la aplicación tópica de insecticidas dentro del oído o en la piel, requiere de al menos un período de 2 semanas aunque se pude alargar incluso a meses

CONTAGIO

Es contagiosa entre animales y a las personas (Zoonosis) por contacto directo o a través de fómites (camas, peines...)

La mayoría no son contagiosas ni a otros animales ni a las personas

Es contagiosa de una animal a otro por contacto directo pero no es una zoonosis

 

 

Twitter

Fotitos de finales felices! Que mejor que éstas imágenes para irse a la cama y tener dulces sueños!!!

La Protectora La Protectora

¿Dónde estamos?

La Protectora - Mapa